26 mayo 2017

Please like me

Este mes le estamos dando bastante caña a Please like me, una serie australiana emitida en Netflix y que ya cuenta con cuatro temporadas. Su estilo cómico-dramático la hace fácil de ver y seguir en cualquier momento.

Josh Thomas es el comediante que está al frente de la serie, como creador y ejerciendo también de protagonista y director. 

Tramas familiares, amoríos lgtb y jóvenes compartiendo piso se reparten la trama de la serie. Please like me es muy espontánea, con momentos divertidos que se alternan con dramas cotidianos, y tan amena que muy probablemente terminaremos pronto de ver.


05 mayo 2017

La Dolce Vita

Aprovechando que se acercaba el cumpleaños de Coty -amiga íntima de Gabriel-, este puente de mayo hemos hecho una escapada a la ciudad eterna, Roma. La bella Roma... Esta ha sido mi segunda visita a la ciudad, y como suele ocurrir, una vez establecido el primer contacto con el lugar las sucesivas veces la disfrutas de otra forma. Paseos sin prisas, desayunos largos en sus terrazas de la via Vittorio Veneto, y menos bullicios o aglomeraciones. Aunque siempre tendré un momento para pasar por delante de la Fontana di Trevi, el que es y será sin duda mi plaza favorita de la ciudad. 

Una vez disfrutados esos primeros días en Roma pusimos rumbo a Milán, ciudad que a pesar de no llamarnos mucho la atención en un principio nos gustó mucho como destino cosmopolita aunque no para estar mucho tiempo. El tiempo ya distaba mucho del que disfrutamos en Roma, y es que al estar en el norte del país los días nublados abundan. 

Pasear por el centro de la ciudad y visitar las galerías Vittorio Emanuele y el Duomo es una ruta que se realiza en poco tiempo. Así que aprovechamos para ver algunas de sus exposiciones temporales en el centro -viva Keith Haring!- y hacer un recorrido en bici para alejarnos un poco más del centro. 


Con el tiempo restante decidimos visitar el Lago di Como y sus pueblos aledaños. Ver esa estampa de cuento a sólo unas horas de Milán es una maravilla, y conociéndolo debería ser una visita obligada ;)