29 diciembre 2016

Navidad en verano


Estoy intentando hacer memoria, y si no recuerdo mal esta debe haber sido la primera Navidad que he pasado fuera de España. La escapada ha sido además bastante atípica porque uno no se acostumbra fácilmente a ver arbolitos de Navidad, copos de poliespán y demás decoración navideña a 40º.

Pasar la Navidad en Argentina ha sido sensacional. Buenos Aires (la cual ya conocía de antemano) siempre tendrá un encanto especial, con su aire bohemio que se mezcla con su arquitectura colonial y con unos nuevos aires culturales y renovados. 



Una visita al interior (Trenque Lauquen) ha hecho que carguemos las pilas y descansemos a tope. Aunque sin duda, la guinda del pastel ha sido la visita a las Cataratas de Iguazú, una maravilla de la naturaleza que tardaré en olvidar.