30 abril 2013

Hiperrealismo 1967-2012

El Museo Thyssen-Bonermisza ha dado en el clavo con su exposición Hiperrealismo 1967-2012, organizada por Institut für Kulturaustausch. Desde luego es una exposición para todos los públicos, ya que consigue llamar la atención de cualquier tipo de visitante y dejarlo atónito. El hiperrealismo -o también llamado fotorrealismo- es un movimiento surgido a finales de los años 60 que ha evolucionado a través de nuevas técnicas y herramientas a lo largo de las últimas décadas. Despierta fascinación y admiración, pero también incluso desconcierto.

Dispuesta a través de 4 espacios diferentes -bodegones, en la carretera, ciudades y cuerpos-, la exposición consigue trasladar al espectador a escenarios de lo más art decó, a contemplar la vida a través de escaparates, a perderse entre el cemento de las grandes urbes o a compartir el humo de un cigarrillo. La muestra abarca 66 obras casi todas ellas en gran formato. Las técnicas más utilizadas son óleo y acrílico principalmente, aunque también tiene cabida técnicas más novedosas como impresión en plancha de aluminio. Conviven obras de los más grandes del hiperrealismo americano -Chuck Close, Richard Este, Don Jacot- y europeo -Bertrand Meniel o la joven Raphaella Spence-, donde también se hace un hueco el español Bernardo Torrens. Estos artistas consiguen congelar un momento en el que prima la obsesión por el detalle, ofreciendo incluso más definición de la que somos capaces de captar en una instantánea. Todo un espectáculo en HQ donde la realidad supera la ficción.

La muestra es impresionante, aunque no todo son críticas positivas hacia este movimiento ya que siempre existirá una corriente más purista y menos partidaria del uso de técnicas tan sofisticadas, en pro de las más artesanales a la hora de crear una obra. En mi opinión es una exposición asombrosa, y una tendencia más que merece ser reconocida también por su valor representativo y su evolución dentro de las artes plásticas.

Tras su estancia en Madrid, la exposición continuará con un tour por otras ciudades europeas.

Museo Thyssen-Bonermisza. Hasta el 9 de junio.
Descárgate el folleto aquí.

Imágenes: www.museothyssen.org

11 abril 2013

Clam Ashtray de Alan Fletcher

Alan Fletcher (1931-2006) ha sido uno de los diseñadores gráficos más influyentes de nuestros tiempos. Citado por Daily Telegraph como “el diseñador gráfico más elevado y probablemente el más prolífico de su época", pasó por numerosas escuelas de arte y escribió diversas publicaciones relacionadas principalmente con el diseño gráfico. Entre sus clientes figuraban nombres como Olivetti o Pirelli.


En el año 1969 colabora con la firma italiana Mebel para crear el Clam Ashtray -o Clam Box-, un cenicero que debe su nombre a una curiosa forma que además permite formar una caja de almacenaje al acoplar dos piezas. Realizado en melamina, se fabricó en diferentes colores durante pocos años y forma parte de la colección permanente del MoMA.

Su terminación característica ha sido ya copiada en numerosos objetos como ceniceros. Quien no recuerda haber visto alguno durante su infancia? Todo un icono del diseño.

Imagen: http://www.house42.net

02 abril 2013

Queen Elizabeth II


Collage inspirado en el retrato de Elizabeth II realizado por el fotógrafo Chris Levine